Esta Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Política de Cookies.

¿Cómo saber si tengo vista cansada o presbicia?

Cómo padres crecemos al igual nuestros hijos, pero hay procesos que empiezan a dar síntomas a partir de los 40 años y que no perdonan,es el caso de la presbicia en nuestros ojos. ¿Quieres saber los síntomas y diagnóstico?

¿Qué es la presbicia?

La presbicia, es una condición ocular relacionada con la edad que hace difícil ver las cosas de cerca.

Causas

En la infancia y juventud el cristalino es suave y flexible. Por ello, cambia su forma y nos permite enfocar de cerca. Después de los 40 años la elasticidad del cristalino se va perdiendo a medida que las personas envejecen. También se produce pérdida de elasticidad en los músculos que lo rodean. El resultado es una pérdida lenta de la capacidad del ojo para enfocar los objetos cercanos.

La presbicia es una parte natural del proceso de envejecimiento y afecta a todas las personas.

En algunos casos podemos confundir la hipermetropía con la vista cansada pero son dos condiciones con causas diferentes. La hipermetropía es un defecto de refracción que se origina porque el ojo es más corto o la córnea es más plana de lo normal. Y suele estar presente desde el nacimiento. La lente que compensa la hipermetropía servirá para enfocar el ojo tanto en cerca como en lejos.

En los casos que se tenga miopía y se desarrolle vista cansada, se comenzará a estar más cómodo sin las gafas de miopía en distancias cortas. Ya que la lente es de signo contrario a la necesaria para compensar la presbicia.

Síntomas

Algunos síntomas que nos pueden alertar de la posibilidad de tener presbicia:

  • Fatiga visual.
  • Dolores de cabeza o sentirse cansado al realizar una actividad que requiera ver de cerca. 
  • La necesidad de mantener los materiales de lectura a una mayor distancia que antes, para poder enfocarlos correctamente.

Diagnóstico

Para realizar un correcto diagnostico es necesaria una revisión optométrica completa. En la que el profesional optometrista, determinará qué dioptrías son necesarias para compensar la pérdida de visión.

Es importante saber que hay distintos medios de compensación, pero todos deben llevar la graduación personalizada.

Va a depender el uso que tengamos de la visión de cerca para elegir un medio u otro. Gafas, lentes de contacto.

  • Tenemos los cristales monofocales que nos ayudarán a enfocar el ojo en visión próxima, pero si miramos en visión lejana con ellas, veremos borroso.
  • Cristales progresivos, tienen la ventaja que nos permiten enfocar a todas las distancias por lo que no tendremos que estar pendientes de quitar y poner las gafas cada vez que miremos a las diferentes distancias.
  • También debemos tener en cuenta el uso del ordenador, para ello, existen los cristales que se denominan ocupacionales, tienen una geometría especial, que nos aportará mayor comodidad; si el número de horas de uso e las pantallas es muy elevado. Lo ideal es siempre acompañarlos de filtros específicos para protección de la luz azul de las pantallas.
  • Lentes de contacto. Hoy en día han avanzado mucho los diseños de lentes progresivas y existen lentes de contacto progresivas prácticamente para todos los casos.(miopía, astigmatismo e hipermetropías).

El proceso de la presbicia sigue su curso, independientemente de que utilicemos la compensación óptica, es decir, no querer usar las gafas para que no suba la graduación, es un error, ya que ello nos producirá síntomas de disconfort y al final la graduación seguirá siendo la misma que si usáramos la compensación óptica.

“En Opticas Visiorama te realizamos un estudio completo de la visión y te aconsejamos sobre el modo de compensación de la presbicia que más se adecúe a tu estilo de vida y tus ojos”.

Mª Inmaculada Escudero del Val. 
Máster en Optometría Clínica Avanzada. Nº Col.8.371
www.opticasvisiorama.com 
C/ Gerardo Diego, 8
28806 Alcalá de Henares, Madrid